1.Everyone shall possess the right to freely express and publicise his thoughts in words, images or by any other means, as well as the right to inform others, inform himself and be informed without hindrance or discrimination 2.Exercise of the said rights shall not be hindered or limited by any type or form of censorship Constitution of the Portuguese Republic, Article 37.º

Maddie, La Verdad De La Mentira


MADDIE - LA VERDAD
DE LA MENTIRA
de Gonçalo Amaral
ISBN: 978-989-8092-40-3
192 págs
160 x 230 mm
P.V.P.: €13,50


New Blog in Spanish at  Maddie, La Verdad De La Mentira


EL EQUIPO DE PERROS INGLÉS Y EL OLOR A CADÁVER


Un fragmento

Eddie y Keela, dos perros de la raza springer spaniel y su experto entrenador, el veterano Martin Grime, llegan, con una única misión: encontrar los restos mortales de Madeleine, los vestigios de su cadáver, ayudando a identificar a los responsables de su desaparición, entendiéndose y reconstruyéndose los hechos. Eddie es un perro con entrenamientos avan­zados para detectar víctimas mortales (EVRD). … Keela es una perra de investigación en el lugar del delito (CSI) que busca y localiza sangre humana en proporciones tan pequeñas que es improbable que pueda ser recuperada por los procedimientos de la policía científica debido a su dimensión o a su localización. (…) La utilización de estos perros en investigaciones criminales en el Reino Unido es muy común, y su trabajo es reconocido por los tribunales, policías, periodistas y público en general. (…) Contrariamente al comportamiento que sería de esperar en un perro-detective de esa categoría, Eddie no responde a la orden y corre inmediatamente hacia el interior del apartamento, donde da vueltas endiabladas entre la sala y el cuarto que había sido utilizado por el matrimonio McCann. El especialista Martin comenta preocupado que algo está poniendo nervioso a su perro y lo llama para poder darle las órdenes indicativas de los cuartos del apartamento que hay que examinar. Uno de los investigadores, va gra­bando con una cámara de vídeo la actuación del perro para la historia. Algunos minutos después, Eddie se centra en el suelo del cuarto del matrimonio, junto al armario, y da una alerta de olor de cadáver, con un ladrido estridente que dejó asombrados a todos los presentes. ¿Por qué aquí, en la habitación del matrimonio?

Pero todavía no nos habíamos recuperado de la sorprendente indicación del perro cuando una vez más aquel ladrido estridente causó un escalofrío en la espina dorsal de los investigadores que realizaban el examen. De esta vez, la aler­ta de olor a cadáver que Eddie emitió correspondía a un lugar junto a una de las paredes de la sala, por detrás del sofá azul, por debajo de la ventana. En el apartamento 5A, del Ocean Club, comenzaba a revelarse un misterio, gracias a las indicaciones del perro. (…) Keela señaló la existencia de minúsculas manchas de sangre en el lugar, detrás del sofá, donde Eddie había señalado olor de cadáver. Según la perra, la sangre estaría en los mosaicos del suelo, habiéndose quedado parada e inmóvil con la nariz apuntada hacia el lugar preciso donde detectó los vestigios. En el exterior de la parte de atrás del apartamento 5A, Eddie dio otras dos señales de alerta de olor de cadáver, más precisamente en el balcón del cuarto del matrimonio McCann y también en una zona de jardín situada por debajo del mismo. (…)

Existían señales de muerte en el apartamento 5A. Ahora era necesario comprobar que nadie había muerto en aquel apartamento antes del 3 de mayo de 2007. Los registros del Ocean Club no recogían ningún incidente de ese tipo, los bomberos y servicios paramédicos locales también desconocían que hubiera habido alguna muerte en el apartamento. Los anteriores propietarios tampoco sabían nada de ninguna muerte. Se llegó entonces a la conclusión de que aquel olor de cadáver sólo podía provenir de una persona: Madeleine Beth McCann.

Maddie- La Verdade de la Mentira, Gonçalo Amaral, pp. 139-145, Esquilo Ediciones, Badajoz, 2008

1 comment:

  1. Am I the only one having a deja vu about the Old West in which three horse thiefs listen, through the iron bars of the window of the cell in one of the clay building a dusty town, to all that hammering in the making of the scaffold where they are about to hang?

    ReplyDelete

Powered by Blogger.